16 – Mensaje de Felipe Sapag a un año de Gobierno

image_pdfimage_print

Resumen del mensaje del señor Gobernador del Neuquén don Felipe Sapag al pueblo de la provincia al cumplirse un año de su gobierno

 12 de octubre de 1964

 Al término de un año de gobierno, siento la gran satisfacción de dirigirme a la población en general a fin de informar sobre la labor cumplida, los planes proyectados y las perspectivas futuras de la provincia.

 La administración ha sido organizada y las desastrosas finanzas, balanceadas. Hemos conseguido los recursos indispensables y estamos marchando de acuerdo a planes preparados y con plena confianza en el éxito de sus realizaciones. Claro es que no se han solucionado los pavorosos problemas sociales del analfabetismo y protección sanitaria, pero estamos en marcha con realizaciones y proyectos encaminados a buscar soluciones urgentes a problemas que tienen un arrastre de décadas de inercia y de abandono. Antes de asumir el poder dijimos que nuestras mayores preocupaciones se orientarían hacia la educación, la salud y el trabajo para los neuquinos. En ningún instante claudicamos en ese empeño, a pesar del volumen increíble de la tarea que nos proponíamos. Con el control y las estadísticas en nuestras manos, creímos, por momentos, que desesperaríamos ante la gravedad de los problemas a solucionar.

 Siento la obligación de reconocer y destacar que lo hasta aquí realizado contó con la comprensión, el respaldo y la colaboración decidida y ampliada de todos los sectores populares.

 Dentro de la ley y la Constitución, desenvuelve su acción el gobierno, y con el más profundo respeto e independencia mutua, desarrollan sus actividades los poderes legislativos, judicial y municipal.

 Estatización del banco

 Una larga historia de quejas y hasta escándalos, provocados por criterios encontrados en el manejo en forma mixta del Banco del Neuquén, han terminado con la ley de estatización del mismo. Ahora es la provincia quien garantiza los depósitos y operaciones y, asimismo, es quien responde por la política en materia crediticia. Nuestra institución bancaria dejará de ser instrumento arbitrario y saco abierto de corruptos para realizar especulaciones en beneficio propio y perjuicio general de la economía. En lo sucesivo, en forma clara y pública, se manejarán sus fondos y éstos servirán para favorecer directamente y promover integralmente las actividades de interés regional y de fomento en el desarrollo del Neuquén. Nunca más el banco tendrá un deudor en quiebra fraudulenta por $ 150.000.000,00 deuda superior casi tres veces al capital del banco.

 Esta firme decisión en defensa de los intereses del Banco de la Provincia ha provocado una reacción en un sector perfectamente identificado, que ha desatado una campaña de injurias y ofensivas personales. La opinión pública será juez en cada caso. El gobierno no se detendrá a responder a esos resentimientos.

 Legalidad y justicia social

 Legalidad y justicia social deben llegar a todos y cada uno de los hombres en forma de realizaciones y garantías concretas. Por eso nuestra preocupación máxima ha sido en este año la de buscar soluciones urgentes a los graves problemas que, desde tiempo atrás, han venido soportando las mayorías humildes de la provincia, en grado de pobreza que llegaba a lo increíble.

 El desamparo pavoroso en que están las poblaciones indígenas (analfabetas y llenas de lacras físicas) fruto de la inhumana explotación, ha encontrado cristiana y solidaria comprensión en este gobierno. Se les ha dado la propiedad de la tierra y se están construyendo escuelas en todas las agrupaciones, pues casi la totalidad carece de educación, protección sanitaria y caminos de acceso y hemos acudido urgentemente a aliviar sus males y lo seguiremos haciendo, hasta nivelar las condiciones sociales de este sector marginado.

 Educación primaria

 En materia de educación primaria, nuestra obra de un solo año no tiene parangón en la historia de la provincia. Hemos alcanzado un ritmo de construcción y habilitación de más de dos escuelas por mes, totalmente equipadas y con ayuda a los escolares y aun a los familiares de éstos. Para acelerar el proceso, se ha experimentado con éxito el sistema de participación entre vecinos, municipio y gobierno, obteniendo magníficos resultados. Nuestra fe en las organizaciones populares y en el interés de las masas por su propia educación y progreso, se ha visto premiada por la satisfacción de realizaciones admirables. Economía y eficiencia son las resultantes de esa colaboración que se materializa en obras sin entorpecimientos burocráticos. Con ese sistema también estamos modificando los antiguos ruinosos ranchos que audazmente recibían el nombre de escuelas.

 Hoy encontramos en cualquier rincón de la provincia obras educacionales, recientes o en vías de realización, porque hemos deseado atender a las necesidades rurales más urgentes. Pero, no por ello, la ciudad capital ha sido excluida de nuestros planes. Acabamos de conceder por decreto una hectárea de terreno para la edificación del local propio para la Escuela Nacional de Comercio (con bachillerato y magisterio anexos). La nueva escuela industrial es ya una realidad tangible, se ha procedido al respectivo llamado a licitación, para lo cual la provincia colaboró cediendo el terreno, elaborando los proyectos y gestionando los créditos necesarios.

 Universidad

 Sumado a la preocupación por la enseñanza primaria y secundaria que hemos incrementado notablemente, acabamos de tomar una meditada pero audaz determinación que nos llena de satisfacción: la creación de la Universidad del Neuquén. Con ella completaremos el ciclo educacional y podremos integrarlo racionalmente en beneficio de la solución y atención de las necesidades regionales. En nuestra universidad prepararemos a los profesionales que estudiarán y solucionarán nuestros problemas sobre el terreno y que estarán capacitados para planear y dirigir nuestro futuro. En lo sucesivo, los hijos del Neuquén dejarán de ser los peones, pues serán protagonistas aptos para administrar desde los más altos niveles las riquezas que se producen en su suelo.

 Turismo

 El desarrollo de nuestra industria turística ha sido objeto de un enjundioso estudio de la Comisión de Planificación en el que participaron el CFI y los más modernos orga­nismos de estudios especializados. De ello ha surgido un plan para cuya realización tenemos comprometida, en principio, una financiación del orden de los mil millones de pesos. Esta inversión será para obras básicas que atraigan a los empresarios privados. Villa la Angostura, el circuito de los siete lagos, San Martín de los Andes, lagos Huechulafquen, Quillén, Aluminé, Moquehue, las termas de Copahue y Epulafquen, esos lugares de ensueño que la providencia asignó a la naturaleza neuquina, pronto serán elementos de belleza y dicha para millares de turistas y una magnífica fuente de ingresos y posibilidades de todo tipo para nuestra provincia.

 Teléfonos

 El día 18 del corriente, el presidente de Teléfonos del Estado inaugurará el nuevo servicio de teléfonos automáticos, conquista que el progreso de Neuquén venía reclamando desde hace años. A ese importante auxiliar de nuestro desarrollo, sumaremos la próxima habilitación de las modernas usinas termoeléctricas de Neuquén y Zapala.

 Obras nacionales en Neuquén

 Todas estas obras se verán complementadas en el amplio marco de perspectivas neuquinas con otras realizaciones de carácter nacional en las cuales jugaremos un papel preponderante. Sólo en un rubro, el de agua y energía eléctrica, se prevé la inversión de mil trescientos millones de pesos en una usina de 30.000 Kw. cuya construcción comenzará a realizarse en Colonia Confluencia, dentro de este año, a orillas de la margen derecha del río Neuquén.

 En fin, hemos puesto el Estado en marcha. La potencialidad del Neuquén se nos muestra en toda su pujanza y posibilidades. Nos lanzamos confiados y con los medios necesarios para dar el gran salto hacia un futuro de riqueza y seguridad, con planes en que el pueblo es el destinatario principal, como público y actor. Con el programa de gobierno que proclamó el partido político al que pertenezco y con las ideas que expusimos en anteriores mensajes, sin alardes, sin prisa pero sin pausa, ejercemos la función de gobierno, para servir a nuestros conciudadanos en un clima de convivencia y absoluta libertad.

 Que Dios nos guíe en este intento de bien y progreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>