13 – Informe sobre Población

image_pdfimage_print

Informe sobre población

 Reunión de gabinete, Julio de 1964

 Informe del señor Gobernador: Neuquén está prácticamente despoblada, espe­cialmente en el interior de la provincia, y con caracteres alarmantes en toda la extensión de la zona de frontera. Vacía totalmente en Parques Nacionales por haber desalojado a la mayoría de los pobladores autóctonos de esa zona feudal que permite, en cambio, a latifundistas de la oligarquía porteña tener extensiones de miles de hectáreas.

 El resto de la zona fronteriza se ha despoblado por el éxodo de sus pobladores, por el cierre del comercio con Chile, al establecerse Gendarmería nacional en el año 1940. Al quedar aislados, por falta de mercado para vender sus productos ganaderos y agrícolas en la zona argentina, por falta de caminos, puentes en los caudalosos ríos, miles de pobladores emigraron al valle del río Negro, a las localidades que van desde Cinco Saltos a Villa Regina. En Neuquén se ubicaron en Centenario, Cutral Có y Plottier. En Neuquén capital se asentaron en una gran villa miseria en el barrio Bouquet Roldán, a la vera de la ruta 22.

 Censo de población por departamento

  Año 1914 1947 1960 Población
         
Picunches 1.730 5.914 4.886 Perdió población
Ñorquín 5.015 4.899 3.296 Perdió población
Loncopué   3.640 3.393 Perdió población
Minas 3.203 5.404 4.382 Perdió población
Añelo 367 944 789 Perdió población
Pehuenches 1.503 2.748 2.329 Perdió población
Huiliches   5.766 4.143 Perdió población
Aluminé 2.261 3.739 3.248 Perdió población
Collón Cura 1.442 1.931 1.560 Perdió población
Picún Leufú 2.204 1.884 1.794 Perdió población
Catan Lil   2.908 2.206 Perdió población
Los Lagos 2.282 3.254 1.958 Perdió población
Chos Malal 3.312 5.530 6.005 Aumentó población
Lacar   5.875 7.285 Aumentó población
Zapala   9.996 11.859 Aumentó población
Confluencia 2.551 25.558 50.807 Aumentó población
         
Total censo 1960: 109.940 habitantes

 Surge de este cuadro que de los 16 departamentos que tiene la provincia del Neuquén, sólo Confluencia, Zapala, Chos Malal y Lácar, acrecentaron su población entre los años 1947 a 1960. Los doce departamentos restantes perdieron un importante porcentaje de población, a pesar del crecimiento vegetativo durante los 13 años trascurridos. Neuquén capital, en el censo del año 1960, tiene 15.800 habitantes. Estas cifras muestran una realidad abrumadora: el interior neuquino está en franca degradación. Basta, al recorrerlo, observar en parajes y poblaciones que sólo quedan en el lugar los ancianos y los niños, subsistiendo en la pobreza, negándose a abandonar el terruño donde nacieron. Los padres y los jóvenes emigraron en busca de trabajo.

 Los índices de mortalidad infantil son pavorosos: 165 a 125 por cada mil niños nacidos. La tuberculosis y la desnutrición hacen estragos en las agrupaciones indígenas. La hidatidosis tiene los más altos índices del mundo.

 Tenemos la obligación como gobernantes y como seres humanos de encontrar una solución o un principio de acción para poner fin a esta vergüenza que nos ofende y que ofende la dignidad de nuestros hermanos del interior del Neuquén.

 Propongo concretar la urbanización y asentamiento poblacional, de la misma manera que lo estamos realizando en Huinganco. Este operativo tenemos que extenderlo a parajes y poblaciones similares, para brindarles los servicios de salud, educación, vivienda, agua comente y de riego, electricidad, caminos, puentes, etc., y para que, creando condiciones favorables, vuelvan a cultivar la tierra de sus hermosos valles. Las asociaciones de fomento rural deberán prestar apoyo técnico, tractores, semillas, alambrados, de modo tal que vuelvan a florecer los trigales, los maizales y otros cultivos y se pongan nuevamente en marcha los casi 50 molinos hidráulicos de molienda de trigo para producir harina, que existen en diversos lugares de la frontera neuquina, ahora paralizados o abandonados.

 Esta operación debe proyectarse con urgencia y comprometer a todos los sectores responsables. Debemos disponer de los medios necesarios para urbanizar los siguientes parajes y que se conviertan en poblaciones estables.

 Ellos son:

 El Huecú

El Cholar

Tricao Malal

Barrancas

Las Ovejas

Varvarco

Los Miches

Taquimilán

Bajada del Agrio

Santo Tomás

Villa Traful

Añelo

Mariano Moreno

Las Coloradas

 Comenzaremos por trazar el loteo y mensura de las plantas urbanas y dotarlas de todos los servicios, además de riego y caminos de acceso.

 A las poblaciones ya urbanizadas como Andacollo, Buta Ranquil, Chos Malal, Aluminé, Loncopué, Las Lajas, Piedra del Águila, Angostura, les acrecentaremos los servicios de agua corriente y electricidad y mejoraremos edilicia y técnicamente los centros educativos y de la salud.

 No podemos perder un día para iniciar esta acción restauradora del bienestar de los pobladores del interior neuquino y revertir el éxodo.

 Gobernar es poblar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>